La recomendación la conocemos, hay que tomar agua durante todo el día para permanecer hidratado, pero no la cumplimos porque se nos olvida o no le damos la importancia adecuada.

Tener sed no es un antojo, es una señal del cerebro que detecta cuando se ha perdido el equilibrio hídrico y esa agua debe reponerse hasta llegar al porcentaje correcto; el que va desde el 60 al 80 por ciento en nuestro cuerpo. Los especialistas señalan que hidratarse con regularidad evitará que llegue esta sensación que nos indica que el organismo se encuentra en los mínimos niveles.

La falta de hidratación no solo provoca una garganta o boca seca, un dolor de cabeza o fatiga; sino un mal funcionamiento en, prácticamente, todo el organismo, lo que puede tener consecuencias graves.

El cuerpo requiere de agua para poder funcionar de manera óptima, de ahí que estar hidratado permite mejorar el rendimiento del cerebro y el corazón, facilita el proceso respiratorio, regula la temperatura corporal y el sistema digestivo, es el lubricante natural de músculos y articulaciones y logra que la sangre fluya mejor previniendo enfermedades cardiovasculares.

Los electrolitos también son esenciales para el funcionamiento del cuerpo, minerales como el sodio, potasio, magnesio, cloruro y calcio, ayudan a mantener en balance el organismo.

En caso de deshidratación por calor, exceso en el trabajo físico, deporte, enfermedad o resaca, además del agua, puede recurrirse a sueros orales que estén medicamente recomendados para rehidratar más rápido y mejor, y que resulten una opción saludable.

PiSA® farmacéutica es un una empresa 100% mexicana, creadora de Electrolit®, suero rehidratante de grado médico.

Imagen creada por Freepik