Noviembre, mes de la diabetes
29 noviembre, 2017
Cómo reducir el impacto ambiental con 5 acciones diarias
20 diciembre, 2017

Estamos acostumbrados al voluntariado en situaciones de tragedia, acciones que nos hacen recobrar el sentido de solidaridad y ayuda. Pero estos sentimientos que nos hacen crecer como personas no se ven en el día a día; se tiene la errónea concepción que son una obligación impuesta o una fuerte inversión de nuestros recursos.

Sin embargo, el voluntariado nace del gusto de entregar nuestro tiempo, crece al crear lazos comunitarios y al hacer algo por los demás —tenderles la mano— provocamos cambios y beneficios en la sociedad; y hasta en nosotros mismos.

Hay muchos efectos positivos del voluntariado: dar el ejemplo, compartir, aprender conocimientos y habilidades, dar valor a la comunidad, favorecer la transformación social y dar voz a los demás. Si a nivel personal es gratificante, el compromiso como empresa lo es mucho más.

En Grupo PiSA®, a través de la Fundación Stella®, se hace labor social con pacientes que padecen insuficiencia renal crónica, se colabora de manera constante con causas sociales mediante proyectos especiales, se otorga apoyo para dispensarios o albergues y se impulsa el bienestar de comunidades marginadas a través de donativos.

Estamos convencidos que es ayudando a los demás como podemos convertirnos en motor de cambio para nuestra sociedad.

Conoce qué puedes hacer con nosotros en: http://fundacionstella.org/

 

Imagen por annoon028 / Freepik